Derecho de desistimiento

Derecho de desistimiento:

 

Como consumidor y usuario dispondrá de un plazo de 14 días naturales para ejercer el derecho de desistimiento. Será la ley del lugar donde se ha entregado el bien objeto del contrato o donde hubiera de prestarse el servicio, la que determine los días que han de considerarse hábiles. 

El plazo se computará desde la recepción del bien objeto del contrato o desde la celebración de éste si el objeto del contrato fuera la prestación de servicios. 

 

El ejercicio de este derecho no requiere justificar su decisión. 

 

Modos de ejercicio del derecho de desistimiento 

Para ejercer su derecho de desistimiento deberá enviar su desistimiento o devolver el producto a la siguiente dirección: 

Ernesto Terrón, C/ Veinte de Febrero, 9, 9ºDcha., 47001, Valladolid, España

Los gastos de devolución en caso de desistimiento deberán ser asumidos por usted. 

El ejercicio del derecho de desistimiento da lugar al rembolso de las sumas abonadas por el consumidor en un plazo máximo de 30 días desde el ejercicio de este derecho. 

El reembolso será efectuado por transferencia bancaria (o cualquier medio de pago de su elección).


Excepciones al derecho de desistimiento 

Salvo pacto en contrario, quedan exceptuados del derecho de desistimiento los siguientes contratos: 

a. Contratos de suministro de bienes cuyo precio esté sujeto a fluctuaciones de coeficientes del mercado financiero que el empresario no pueda controlar. 

b. Contratos de suministro de productos confeccionados conforme a las especificaciones del consumidor y usuario o claramente personalizados, o que, por su naturaleza, no puedan ser devueltos o puedan deteriorarse o caducar con rapidez. 

c. Contratos de prestación de servicios cuya ejecución haya comenzado, con el acuerdo del consumidor y usuario, antes de finalizar el plazo de siete días hábiles.

d. Contratos de suministro de productos que sean susceptibles de darles un uso ocasional y procecer a la posterior devolución del producto por parte del consumidor.

La devolución no ha de presentar signos evidentes de haber sido utilizados.